Equilibrio lateral

Se acerca el momento crucial de la temporada y, como ya viene siendo habitual en la competición continental por antonomasia, por estas fechas se centra su foco más luminoso sobre la ciudad de Madrid, ciudad madre de dos equipos que están dominando Europa en este último lustro. También viene siendo habitual en ambos conjuntos el protagonismo de sus laterales en el devenir de sus planteamientos tácticos, y singularmente cabe destacar el reto al que se enfrentará Simeone al confirmarse las bajas de Juanfran, Vrsaljko y Giménez, los potenciales ocupantes del carril derecho. Por suerte Filipe Luis podrá ser de la partida, pero ¿Cómo de importantes son estos jugadores para el Atlético de Madrid?

Es difícil vislumbrar un equipo dirigido por Simeone que muestre desequilibrio o poca solvencia y es que uno de los papeles fundamentales de los carriles en este Atlético de Madrid es implantar esta regulación táctica. A ambos lados se mezclan criterio y celeridad, agresividad y sobriedad en las decisiones. Todo esto, a grandes rasgos y con sus respectivas parejas asociativas, es lo que imprimen Filipe desde la izquierda y Juanfran, o Vrsaljko en su defecto, en el costado derecho.

Filipe Luis es la pieza táctica más importante junto con Griezmann.

Si preguntamos cuál es el lateral izquierdo más completo de los últimos años, a todos se nos viene la imagen del jugador de Santa Catalina. Filipe aúna todas las características defensiva y ofensivamente necesarias y requeridas para jugar en el carril y las lleva temporada a temporada a un nivel superior. El brasileño es un jugador fundamental en ambas partes del campo, y es así debido a su gran capacidad de no depender del contexto porque él mismo crea el escenario y potencia a los jugadores que le rodean.

Defensivamente su corrección es suprema. Es un lateral imposible de superar en los duelos individuales gracias a su espectacular y asfixiante marcaje, su contundencia y precisión en cada acción. Esto, le define por encima de todo, mostrando su gran inteligencia sobre el juego. También aporta en este aspecto del juego una superioridad táctica, es decir, muchos de los laterales de la Liga necesitan valerse de coberturas para cerrar la acción defensiva sin problemas, pero Filipe, aporta una seguridad individual crucial evitando las ayudas e impidiendo habilitar al rival una ventaja numérica en otras zonas del campo.

Su criterio ofensivo le establece como un centrocampista más.

Cuando el Atlético se adueña del balón, entra en escena brindándole al Cholo en transiciones un papel principal. Su gran capacidad para facilitar que los pases lleguen sin corte a su receptor y su habilidad para con estos provocar peligro inminente sobre el rival, define su gran importancia en la construcción y es que Filipe en otra vida, perfectamente, podría haber ocupado el papel de interior en cualquier gran equipo, e incluso cuando crea asociaciones con Koke y Carrasco, se sitúa como virtual centrocampista de apoyo cediendo el carril al belga y la media punta al vallecano, pero cuando el extremo decide diagonalizar y meterse hacia dentro, Filipe también lo interpreta y rota hacia el carril para ofrecer el apoyo por la parte externa y así también explotar su buena capacidad de centrador.

Hablábamos anteriormente del equilibrio por carriles que implanta el Cholo y por ello la banda derecha es un lugar de agresividad, un perfil claramente ofensivo. Como anillo al dedo, para ejercer este rol, le ha venido al Atlético y a su esquema la reconversión de un extremo de línea de fondo, la transformación de Juanfran Torres, y también la adquisición de un lateral puro que cumple con las mismas expectativas y responde a un perfil similar, Vrsaljko.
Juanfran y Vrsaljko hacen al equipo más ancho y lo oxigenan constantemente.

Ofensivamente es donde ambos tienen un papel más destacado, siendo estos los que gracias a su condición de carrileros aportan profundidad y desahogo al juego rojiblanco. Este movimiento táctico se debe en gran parte a su extremo o banda acompañante, Saúl en la mayoría de los casos, que arrastra al lateral rival hacia el interior creando un espacio que será explotado por ellos para efectuar el consiguiente centro peligroso, surtiendo así de manera continua a la pareja de delanteros del 4-4-2. Es un rol que depende mucho más de su autosuficiencia como dribladores y piezas desequilibrante, al contrario de la función colectiva que cumplía Filipe en el costado contrario.
En repliegue tienen un desarrollo más específico. Juanfran, al ser primitivamente extremo, ha ido gradualmente mejorando sus prestaciones como marcador, pero siempre muestra de vez en cuando debilidades cruciales en los duelos individuales. Vrsaljko es un jugador mucho más sobrio en esas labores debido a su condición natural como defensor. Ambos necesitan en ocasiones apoyos del banda, Gabi o correcciones del propio Savic, habitual central del perfil derecho.

Simeone ha intentado subsanar las bajas estableciendo un plan alternativo.

Después de entender su primordial importancia llegamos al problema surgido en este último mes, y este son las lesiones de toda la gama y recambios de laterales derechos. El conflicto se saldó en principio con el posicionamiento de Giménez, también lesionado y creando por ello la obligación de alinear a uno de los otros dos centrales puros, Savic o Lucas. Cuando ocurre esta circunstancia se entiende que la función ofensiva del carril derecho no responderá a la de las prestaciones anteriores y en los últimos partidos, Simeone, ha intentado ajustar tácticamente el desequilibrio con el recurso de Gaitán.

El Atlético, con un defensor tipológicamente más físico en este costado, obligará posiblemente a su extremo derecho a ejercer un papel vital en la sostenibilidad del esquema defensivo. Gaitán. en los últimos encuentros, ha sido parte del 4-4-2 como en banda habitual, pero en estático esto parece cambiar dibujando un 5-4-1 y colocándose como carrilero, facilitando así al lateral formar parte del trío de centrales. Sea como fuere, el equilibrio lateral es uno de los recursos fundamentales para que el Atlético desarrolle su fútbol sin impedimento y en las semifinales, el papel de Simeone como estratega, tomará una importancia supina para sobrellevar estas bajas tan sensibles.

FOTO: Pierre Marcou / Getty Images.