Alcácer cerca de Suárez

En el nuevo Estadio de la Cerámica influyeron tres factores que propiciaron la victoria del FC Barcelona en el feudo groguet. Por un lado, la expulsión de Raba tuvo mucho que ver con el desenlace final, puesto que con un hombre menos al Villarreal le costó el doble mantener el orden con el que hasta entonces complicó la vida a su rival. El conjunto de Calleja perdió un efectivo de su repliegue medio, aunque este no fue el único causante del 0-2 final. El ingreso al campo de Paco Alcácer mejoró las prestaciones de un Barça espeso en ataque. Mientras que el tercer factor que entró en juego fue el de la sociedad Messi-Alba, que durante todo el encuentro fueron los dos únicos futbolistas blaugranas que inquietaron a la zaga del submarino amarillo cuando se asociaron entre sí.

Este tercer factor fue el más constante si analizamos el partido en su totalidad. Durante una primera mitad en la que el Villarreal pudo correr de vez en cuando y ató en corto al Barcelona, tan solo el típico pase que Messi da a Jordi Alba inquietó a los de Javi Calleja. Los visitantes únicamente pudieron desbordar a su contrario así. No parecía que con eso fuese suficiente para derribar el muro amarillo, hasta que la entrada al terreno de juego de Alcácer coincidió con la roja a Raba y el FC Barcelona pudo adueñarse de verdad del choque.

De los siete goles que lleva Suárez en Liga, tres han sido con Alcácer sobre el campo.

El ex delantero valencianista entró por Denis Suárez con lo que su equipo ganó un delantero más en detrimento de un centrocampista. Sin embargo, a pesar de que el Barça —como conjunto— se sintiese mejor con Alcácer sobre el verde, fue Luis Suárez el jugador que más agradeció la presencia de otro delantero a su lado.

Como ya sucediese en Butarque —donde los dos coincidieron en el once como titulares—, Suárez volvió a cumplir con su deber de perforar la portería rival con Alcácer como su socio en la punta de ataque. La presencia de otro ariete de movimientos más largos como Paco, parece que alivia al uruguayo que necesita de su apoyo en la frontal del área para no cargar él solo con el peso de zafarse con dos centrales, y para tener otro compañero con el que combinar en esa zona que no sea Messi.

“Él (Paco Alcácer) está para ayudar, para aportar muchas cosas… Y creo que hoy se demostró una vez más lo importante que es para el equipo.” (Luis Suárez, sobre Alcácer en Movistar +)

Una buena pared entre Luis Suárez y Paco Alcácer sirvió para que el cuadro culé abriese la lata ante un Villarreal que hasta ese momento había controlado bastante bien la situación. Ernesto Valverde, que está sabiendo exprimir al máximo la plantilla del Barça actual, es consciente de que esta nueva variante le puede aportar nuevas soluciones. Porque, en definitiva, Alcácer se está destapando como el mejor amigo de Luis Suárez.

– FOTO: José Jordan / Getty Images.