Carencias clave en un mar de títulos

Dejemos a un lado el ventajismo o la ausencia de este y analicemos, fría y detenidamente, la plantilla del Madrid con el fin de responder a algunas de las siguientes preguntas: ¿es un plantilla compensada?, ¿es una plantilla con la que poder optar a ganar todos los títulos tanto a nivel de cantidad como de calidad?, ¿están todos los puestos bien cubiertos?, ¿qué perfiles faltan?, ¿sobra algo?

Igual que una plantilla que no gana títulos debe hacer cambios y renovarse con cabeza y no vender 12 jugadores para fichar otros 12, una que sí gana debe retocarse con el fin de seguir mejorando, y no dejarla tal y como está y darle bombo al “con lo que nos han dado…”. En el término medio está la virtud, decía Aristóteles, y cuando hay un proyecto estable (como es el caso del Real Madrid) más aún. Bien, tras esto, pasemos a analizar la plantilla del Madrid:

Portería: Keylor Navas es un portero de primer nivel, aunque lejos del top 3. El único problema es que necesita estar al 100% para no alejarse de ese primer nivel y que sus lesiones le dan demasiado protagonismo a Casilla, que ha demostrado no estar preparado. Es un puesto que puede mejorarse y eso es un hecho muy claro, como también el que no es una prioridad. Portería mejorable, pero bien cubierta.

El Madrid tiene una de las líneas defensivas mejor cubiertas de Europa y de más nivel

Defensa: La defensa tiene menos nivel que antaño, hecho producido por la baja de Pepe que salvo en la última temporada ha sido el mejor acompañante de Ramos y quizás el mejor central del equipo. Pese a ello, la parcela defensiva está perfectamente cubierta. Dos centrales titulares de primer nivel (Ramos y Varane), un tercer central (Nacho) más que preparado para suplirles y un cuarto (Vallejo) joven, con proyección pero también con buen nivel. El lateral izquierdo es difícil de mejorar en cuanto al titular (Marcelo) y al suplente (Theo), al igual que pasa con el lado derecho (Carvajal y Achraf + Nacho). Titular consolidado y suplente joven pero con nivel, nadie en Europa tiene mejores titulares ni mejores suplentes.

Centro del campo: Es la línea mejor cubierta, con los mejores centrocampistas del mundo como titulares y con suplentes jóvenes pero con muchísimo nivel. Pocos mejoran a Modric, Casemiro, Kroos e Isco como titulares y pocos equipos tienen a Ceballos, Kovacic o Llorente como suplentes. No hay lunares, solo una sobrepoblación que hace que algunos jóvenes, como era de esperar, estén teniendo una participación testimonial. Sobraba un centrocampista.

Delantera: Máximo exponente del “con lo que nos han dado…”. Debilitada enormemente con la salida de Morata y Mariano, dos jugadores con un perfil muy necesario, de nivel y con muchísimo gol. Mayoral tiene buen nivel, y lo ha demostrado, pero no es el perfil de 9 suplente de Benzema que necesita el Madrid. Ronaldo es el único de los tres delanteros que aguante el tipo, y no es buena noticia que sea él o nadie cuando va camino de cumplir 33 años. Benzema llega a la treintena en un paupérrimo momento, un momento que no es puntual y se extiende ya durante muchísimos meses. Bale por su parte ha demostrado ser muy bueno, un jugador top 5, de la misma forma que ha demostrado que no se puede confiar en él para que sea la estrella y líder del equipo. Esto último sí puede tener algo de ventajismo ya que apenas ha jugado en los 5 meses de competición que llevamos, y aunque su historial de lesiones es terrible, muchos confiábamos en que no se iba a volver a perder tantos partidos. En la recámara están Asensio y Lucas, que cumplen a la perfección con sus roles y eso, unido al posible sistema con 2 atacantes, cubre a Cristiano y Bale. De esta forma el único que no tiene un suplente de nivel es Benzema, el de peor rendimiento. Esto, sumado a las continuas lesiones de Gareth, hacen que la delantera sea una línea con muchas carencias: jugador autosuficiente y determinante y ‘9’ con gol.

La plantilla del Madrid está descompensada y coja para luchar, sobre todo, por un torneo que premie la regularidad

Tras esto, podemos concluir que la plantilla del Madrid no está preparada para luchar por todos los títulos. En Liga, el torneo que por encima de todo premia la regularidad, es donde más se evidencian las carencias. La falta de un 9 goleador y de un jugador autosuficiente han hecho que en el primer mes de competición el Barça ya estuviera muy lejos, que al segundo mes no hubiera muchas esperanzas y que en diciembre estuviera casi completamente perdida. Para la Copa, sin embargo, sí hay plantilla, y es aquí donde entra en liza la cantidad de la misma. Jugadores como Theo, Llorente, Ceballos, Asensio o Kovacic te aseguran poder competir con casi cualquier rival, por lo que avanzar rondas no debería de suponer un gran esfuerzo. Si en Liga encontramos un extremo y en Copa el opuesto, es en la Champions donde hay tantas certezas como dudas. Por un lado las carencias de gol y autosuficiencia hacen peligrar pasar rondas, pero por otro, el contar con leyendas de la competición como Ramos, Modric, Kroos o Ronaldo te da una ventaja competitiva que pocos tienen.

A modo de resumen, podemos concluir que el Madrid necesita una posición concreta: delantero centro, un rol específico: atacante con desborde y autosuficiencia, que tiene muy bien cubierta la defensa y el medio campo y que hay un puesto donde tanto el suplente como el titular pueden ser mejorados, pese a tener un buen nivel: la portería.