Marcharse con la cabeza alta

La brillante y meritoria fase de grupos del Besiktas tuvo una bofetada de realidad hace algo más de quince días en Múnich. Y es que el equipo entrenado por Senol Günes fue vapuleado por el Bayern de Múnich hasta recibir un contundente 5-0. Hay que decir que el encuentro de ida estuvo condicionado por la tempranera expulsión de Domagoj Vida en el minuto 16, hasta el momento el equipo turco fue mejor que el Bayern, el hecho de que el Besiktas se quedara con diez hombres trastocó los planes de un Besiktas que de entrada quiso plasmar su juego e igualar las fuerzas con los bávaros.

Conocedores de que sólo un milagro histórico les haría pasar la eliminatoria, el Besiktas debe tomarse el encuentro de esta noche como un escaparate. Una victoria frente a el Bayern, aunque no les valga para seguir en el torneo, siempre es un aliciente para cualquier jugador. Si al atractivo y ofensivo juego turco le sumamos que no cuentan con ningún tipo de presión nos da como resultado que el equipo de Günes puede hacer daño al Bayern si los alemanes se relajan por la amplia ventaja que llevan en la maleta. El Besiktas intentará lavar su imagen para al menos salir de esta edición de la Champions de pie. Y lo hará seguramente siendo fiel a su estilo porque si algo caracteriza a los turcos es que no cambian su filosofía independientemente de la enjundia del rival que tengan enfrente. Dominar con la pelota, presionar la salida de balón rival y atacar con verticalidad por los tres carriles son algunas de las consignas de Günes. Los Quaresma, Talisca o Babel querrán realizar un buen encuentro ante el Bayern en busca de revalida tras lo sucedido en la ida, estos encuentros siempre motivan y a jugadores como ellos más aún. Para el encuentro de hoy Günes no podrá contar con Vida,  Pepe ni Tosic, así pues su línea defensiva queda huérfana al no estar disponibles tres de los cuatro centrales de la plantilla, Gary Medel jugará de central. Si atrás hay noticias negativas, en la última línea ocurre lo contrario, Álvaro Negredo se encuentra en un momento de forma envidiable. El punta vallecano se ha destapado cómo pasador en la últimas semanas, suma 4 asistencias y 1 gol en los últimos cuatro encuentros disputados por su equipo.

En el lado alemán, la principal preocupación de Jupp Heynckes es el estado de relajación. El técnico no quiere que sus jugadores especule con el resultado, a pesar de ser tan favorable, y la principal misión del Bayern en Turquía es ser ellos mismos e ir a ganar el encuentro. Con la Bundesliga en el bolsillo, Heynckes tiene la responsabilidad de mantener a toda la plantilla activa para luchar con las suficientes armas por el objetivo prioritario, la Champions. Así pues se espera que la alineación del Bayern esta tarde en el Vodafone Stadium éste plagada de suplentes. Es muy importante que jugadores como Sandro Wagner, Süle o Bernat cojan minutos y sientan la confianza del entrenador. Otra de los atractivos del partido es ver si Heynckes apuesta por alguna nueva variante táctica, en esta segunda etapa en el banquillo muniques, el entrenador nos está dejando diferentes matices sobre el césped muy interesantes, con el resultado que tienen en la mano no sería de extrañar que plasmará algo diferente. Tolisso, Coman y Robben no han viajado a Turquía por lesión.

“ Dispongo de muchos jugadores con experiencia en la plantilla y saben que a pesar de que es una ventaja confortable, hay que salir concentrados al máximo. Siempre hay que salir a ganar los partidos, independientemente del resultado de la ida. Mis jugadores son profesionales.”. Jupp Heynckes, entrenador del Bayern Múnich en rueda de prensa previa al encuentro.

Onces probables: