Solo cabe disfrutar

El 13 de febrero en ST Jacob’s Park se confirmaron todas las sospechas que tras es sorteo todos pensamos. Sí en un principio y sobre el papel el Basilea vs Manchester City parecía la eliminatoria más desigualada de todos los octavos de final de la Champions, el 0-4 que los Citizens cosecharon en la ida en Suiza acabó por dejárnoslo totalmente claro.

El Basilea llega a Manchester con la única premisa de disfrutar de una noche europea, probablemente la última de este curso, e intentar revertir la mala imagen que el equipo está dando desde que volvieron a la actividad tras el parón invernal. Wicky, su técnico, ha dejado claro que lo importante es que su equipo se divierta en un escenario cómo el Etihad y que sería una locura pensar en pasar a cuartos de final. Y es que el Basilea, tal y como vimos en la ida, está lejos de aquel equipo que en la fase de grupos se destapó cómo una de las revelaciones de esta edición del torneo. Eliminados de la Copa Suiza por su eterno rival el Young Boys y con una diferencia de puntos considerable en liga donde parece complicado que puedan revalidar título. El equipo ha entrado en una corriente negativa tanto en juego como resultados y esto agranda aún mas la abismal diferencia entre ellos y el City.

Además de las sensaciones negativas que arrastra el equipo, hay que añadir las bajas con las que cuenta Wicky para el encuentro de esta noche. Taulant Xhaka por sanción y Edgar Balanta por lesión no serán de la partida. Sin Xhaka el Basilea pierde a su metrónomo en el centro del campo, sin el suizo la capacidad de lanzar contragolpes con precisión y ser más sólidos en el eje desaparece. Por su parte el colombiano Balanta ya fue baja en el encuentro de ida, el central es clave en la parcela defensiva, más aún sin Akanji en el club, el Basilea durante toda esta edición de la Champions ha jugado con una línea de tres centrales y de hecho por la baja en la ida del propio Balanta y para no mover el dibujo, Wicky colocó a Xhaka en esa línea. Hoy sin ambos todo indica que veremos un 4-4-2 en lugar del mencionado 3-4-3.

Es muy especial para nosotros poder jugar unos octavos de final de Champions, tenemos que disfrutar de este partido y darlo todo sobre el césped. El partido comienza 0-0 pero no voy a usar frases vacías delante del equipo y decirles que todo es posible”. Raphael Wicky técnico del Basilea en rueda de prensa previa al encuentro.

Por su parte en el Manchester City todo son noticias positivas. El equipo de Guardiola parece contar las fechas para levantar la Premier, han ganado la Carabao Cup tras arrollar al Arsenal en la final y la plantilla se encuentra en un momento de forma envidiable. Guardiola con esa capacidad suya innata para rebajar la euforia, quiere que su equipo mantenga la tensión competitiva y que se olviden por completo del resultado de la ida. El técnico español, a pesar de la enorme diferencia entre ambos clubes, sabe que el techo del proyecto citizen es ganar el torneo y por lo tanto no puede permitir ni es más mínimo ápice de relajación.

La concentración no será un problema. Es sencillo estar concentrados, es la vuelta de una eliminatoria de Liga de Campeones y sabemos que es siempre un partido importante. Estamos ante algo grande y queremos ganar. Tenemos que jugar serios, como solemos hacerlo. “ Ilkay Gündogan, jugador del Manchester City en rueda de prensa previa al encuentro.

Guardiola ha dejado entrever en sus declaraciones que John Stones y el jovencisimo Phil Foden podrían salir de inicio. Con la vuelta a los entrenamientos de Raheem Sterling, Fernandinho y Benjamin Mendy, el Manchester City tiene prácticamente a toda su plantilla disponible para el duelo de esta noche. Se prevé que el once que ponga en liza Guardiola este lleno de jugadores menos habituales.

Onces Probables:

(Foto: Stephan Wilde)