El motor de Marcelino

En junio de 2015, después de dos etapas individualmente enriquecedoras, un joven mediocentro francés daba el salto a un club histórico que pretendía crear un proyecto sólido que le permitiera restablecerse en el primer orden del fútbol mundial. Kondogbia, uno de los grandes protagonistas de la nueva generación dorada francesa y quizás eclipsado habitualmente por Pogba cuando estos competían juntos, veía como el abismo competitivo entre la actual élite de futbol italiano y la tradicional estancaban sus oportunidades y progresos. Entonces, esta temporada, otro club en reconstrucción como el Valencia se hacía con él. En este caso Marcelino y el panorama futbolístico español le han favorecido para hacer de él uno de los mejores mediocentros de nuestra liga.

Su llegada al club de Mestalla, evaluando puramente lo futbolístico, suponía para Marcelino algo muy importante, Geoffrey sería el principal eje de su centro del campo, el que daría el sentido agresivo y físico a un equipo que quería dominar desde la potencia. Todo esto casaba y se adaptaba a la perfección al francés, haciéndole crecer y evolucionar bajo una idea futbolística muy similar a la de Unai Emery, el hombre con el que dio ese primer salto a la élite.

Kondogbia es el motor que recupera, reactiva y verticaliza sin cansancio.

El doble pivote del Valencia mezcla a dos jugadores diferentes como son el propio Kondogbia y Dani Parejo. El español es el constructor, Kondogbia tiene un carácter algo más defensivo y dinámico, entonces ¿qué aporta Kondogbia colectiva e individualmente?

El 4-4-2 de Marcelino está compuesto pieza a pieza con una idea clara de simetría táctica, es decir, situar a jugadores que ocupan posiciones homólogas pero que ofrecen variantes diferentes. Todo esto también se aplica en juego, cada jugador sabe bajo qué contexto es útil, tras interpretarlo toma un papel protagonista sobre el colectivo para superar el reto que le propone el rival. El francés responde bajo el patrón de las siguientes situaciones:

  1. Escalonado por delante de Parejo: Es su versión más agresiva y adelantada, y la solemos ver en partidos en los que el Valencia no es dominador. En este escenario el Valencia repliega líneas haciéndose sólido cerca del área, Kondogbia se encarga de ejercer constantes ayudas, saltando líneas constantemente y forzando el robo al rival planteándole duelos físicos individuales que en su mayoría perderán. En la reactivación vemos una de las facetas en las que Kondogbia más ha progresado, primero la conducción de balón y la ruptura de líneas, todo ello provoca una serie de atenciones que liberan a Rodrigo/Zaza, estos ejercen el desmarque a la espalda de los defensores y se produce la asistencia vertical.

  2. Escalonado por detrás de Parejo: Aquí vemos a un Kondogbia más conservador y defensivo. Cuando el Valencia domina, el equipo necesita que Dani Parejo se descuelgue, coja campo contrario y comienza a imprimir dinamismo en las asociaciones, repartir el balón y buscar fluidez de circulación. El francés se dedica entonces a flotar la posición de Parejo para reaccionar a la posible pérdida de manera inmediata. Defensivamente tira y levanta la línea de presión, marcando la altura y el grado de la misma y ejerciendo de agitador (el objetivo del robo siempre en mente).

Novedoso goleador sorpresa.

Las alturas a las que Marcelino permite llegar a Kondogbia siendo pivote y su tipología física, hacen de Kondogbia un llegador, una especie de box-to-box que se aprovecha de la fluidez del Valencia para pisar el área, llegando desde atrás, y materializar. Todo, por cierto, avalado por un gran golpeo con rosca que ha practicado esta temporada con asiduidad. Este nuevo registro le ha supuesto participar activamente en 8 goles (4 dianas y 4 asistencias). Este nuevo Valencia necesitaba a un futbolista con personalidad que trajera un salto de calidad al proyecto y que supusiera esto la vuelta del mismo a puestos europeos, Kondogbia lo está haciendo dominando y representando a la perfección sobre el césped los valores futbolísticos que pretende instaurar la nueva dinastía de Marcelino. Final del formulario.