México a través de Herrera, Vela y ‘Chicharito’

Sin duda, Juan Carlos Osorio era uno de los seleccionadores que más discutidos llegaban a su debut en el Mundial. Y sin duda es también uno de los que, tras dicho debut, más dudas ha disipado y más motivos para la ilusión ha dado a su afición. Porque una victoria en la jornada inaugural nunca es sencilla. Y menos aun cuando tu rival es Alemania, la vigente campeona. Esta victoria se cimentó sobre un planteamiento muy claro que, durante al rededor de una hora de juego, funcionó a la perfección. Y dicho planteamiento podría explicarse, sin dejarse nada por el camino, desde la figura de tres jugadores: Hector Herrera, Carlos Vela y Javier ‘Chicharito’ Hernández.

El trabajo realizado por Hector Herrera y Carlos Vela en fase defensiva fue clave para que luego la fase ofensiva, en la que ambos también tuvieron mucha importancia, fuese posible. El ex de la Real Sociedad se ocupaba de la marca de Toni Kroos en salida de balón, desactivando casi por completo al jugador del Real Madid. Por su parte, Herrera hacía lo propio unos metros por delante sobre Mesul Özil, quien en ningún momento logró recibir en situación de ventaja. Así, los dos jugadores más creativos del combinado germánico se vieron muy reducidos en cuanto a aportación se refiere, viéndose muy mermada la circulación de balón de los de Joachim Löw. Esto daba mucho peso en salida por un lado a Sami Khedira, que es de todo menos un centrocampista organizador, y por otro a la pareja de centrales. Estos, ante la ausencia de líneas de pase claras, se veían obligados a ganar metros en conducción buscando atraer una marca y así liberar a un compañero. Y buscando esas líneas de pase, lo que hacían en realidad era caer en la trampa mexicana. En parte por el gran trabajo defensivo de toda la selección centroamericana y en parte por el escaso acierto en el pase de los zagueros alemanes y los riesgos asumidos, las pérdidas en posiciones comprometidas se sucedieron una detrás de otra.

Tras dichas recuperaciones México salía con un rapidez vertiginosa en transición, cogiendo siempre por sorpresa a una Alemania muy expuesta. Con Andrés Guardado y el propio Herrera como lanzadores, entraba en acción la figura de ‘Chicharito’ Hernández. El atacante del West Ham, bajando al apoyo en corto, fue un claro factor desequilibrante al imponerse en cada una de las disputas a su par. Esta no era otra que Mats Hummels, quien no estuvo fino a la hora de elegir cuando salir y cuando no, tendiendo más a lo primero y dejando aún más desguarnecida la ya de por sí débil transición defensiva alemana. Cuando ‘Chicharito’ descarga de cara el receptor era, generalmente, Carlos Vela. Con Hirving Lozano -autor del único tanto del encuentro- y Miguel Layún incorporándose como auténticos puñales por los costados y el propio ‘Chicharito’ llegando al área, el ahora jugador de Los Angeles era el encargado de conducir las transiciones. Y tan solo la mala toma de decisiones de Vela, así como la falta de pausa y claridad en los metros finales a la hora de definir por parte de los atacantes mexicanos, impidieron que México se fuese al descanso con una ventaja mayor.

Tras el descanso y con el paso de los minutos, Alemania, sabedora de la necesidad de puntuar en la primera jornada de todo gran torneo, se fue arriba y poco a poco fue embotellando a México en su área. Ante esto Juan Carlos Osorio, tras inicialmente intentar dar continuidad al plan inicial sustituyendo a Vela y adelantando a Herrera -tremenda su actuación a lo largo de los 90 minutos- sobre la figura de Kroos, acabó por variar el planteamiento dando entrada a Rafa Marquez para jugar al lado del centrocampista del Porto e incrustar a Edson Álvarez como tercer central. Esto le permitió contar con una mayor presencia, tanto física como numérica, en un área que se vio asediada por los constantes envíos, tanto laterales como frontales, que llegaban en busca de rematador. Envíos que la zaga mexicana, siempre bien ordenada y atenta, logró rechazar una detrás de otro.

No sin sufrir, debido a ese asedio en los minutos finales, México logró llevarse los tres puntos ante la, a priori, favorita para hacerse con la primera plaza del grupo. Victoria que ahora les deja en una situación inmejorable, disipa las dudas que había sobre la selección y les da un plus de confianza para poner en práctica en los próximos encuentros esta propuesta futbolística tan atractiva y vertical diseñada por Osorio. Sin duda, México se ha convertido ya en uno de los equipos a seguir en lo que resta de Mundial.

FOTO: Getty Images.